El estrangulador de Tacuba

El Estrangulador de Tacuba
El Estrangulador de Tacuba

Las investigaciones arrojaron que El estrangulador de Tacuba había matado a cuatro mujeres, entre ellas a Graciela, su novia. Las enterró al lado de su laboratorio. Pasó 34 años preso en Lecumberri y en el Reclusorio Oriente, de donde salió el 8 de septiembre de 1976, con indulto del entonces presidente Luis Echeverría. Se convirtió en un símbolo de reinserción social. Sus homicidios, paradójicamente, quedaron en el olvido. Aún así en el imaginario colectivo, el Estrangulador de Tacuba dejó una huella indeleble.

La historia

Gregorio Cárdenas Hernández nació en la Ciudad de México en 1915. Solamente quince días duró su carrera criminal, pero eso le bastó para entrar en los anales de la Historia como el asesino serial más popular de México: el estrangulador de Tacuba. De niño, Goyo sostuvo una relación enfermiza con su madre, Vicenta Hernández, una mujer dominante que lo reprimió hasta su adolescencia.

A pesar de ello, el altísimo coeficiente intelectual de Goyo hizo que fuese un estudiante destacado. La encefalitis que de niño padeció causó, sin embargo, un daño neurológico irreversible; a raíz de su enfermedad, Goyo padeció de eneuresis y empezó a dar muestras de crueldad hacia los animales: se ensañaba t

Gregorio Cardenas
Gregorio Cardenas

orturando pollitos y conejos. Se casó con Sabina Lara González, de quien se divorció poco después.

El multihomicida nació en la ciudad de México en 1915. El daño neurológico que le provocó una encefalitis temprana fue factor decisivo para que mostrara un comportamiento anormal desde niño, especialmente crueldad hacia los animales. Aunado a ello, Cárdenas tenía dificultad para controlar su esfínter.

Pese a estas condiciones, demostró tener un alto coeficiente intelectual y fue un alumno destacado desde su educación básica.

A los 27 años se encontraba realizando estudios de Química y, debido a su alto desempeño estudiantil, obtuvo una beca de PEMEX para continuar con su formación académica y colaborar con la empresa paraestatal.

Tiempo después se independizó de su madre y rentó una casa en la ciudad de México, lugar donde posteriormente serían enterrados y descubiertos los cuerpos de sus víctimas.

Los Asesinatos

El 15 de agosto de 1942 mató en su casa a una prostituta de 16 años llamada María de los Ángeles González. Después de sostener relaciones sexuales con ella, la estranguló con un cordón y enterró su cuerpo en el jardín.

En los días siguientes asesinó a dos prostitutas menores más. Una de ellas fue inicialmente identificada y sepultada como Raquel González León, de 14 años, hasta que meses después apareció viva, desconociéndose actualmente la identidad de la verdadera víctima. Debido a la fuerte impresión por la noticia de la falsa muerte, la hermana de González León falleció a causa de un infarto.

La tercera prostitua asesinada, de nombre Rosa Reyes Quiroz, se negó a acostarse con él e intentó resistir al ataque, sucumbiendo finalmente ante el criminal.

Tiempo después, Cárdenas asesinó a Graciela Arias Ávalos, de 21 años, hija de un reconocido abogado penalista mexicano. Debido al rechazo amoroso de Graciela y a una bofetada que le propinó por intentar besarla a la fuerza, el homicida la golpeó hasta la muerte en su automóvil, enterrándola posteriormente en su jardín junto al resto de las víctimas.

El 13 de septiembre, se le dictó auto de formal prisión, y fue recluido en el Palacio Negro de Lecumberri, en el pabellón para enfermos mentales. Sin embargo, sus abogados consiguieron que Goyo fuera trasladado al Manicomio General de La Castañeda, supuestamente para recibir tratamiento. Allí le dieron electrochoques y le inyectaron pentotal sódico para determinar si realmente estaba loco o sólo fingía.

Inexplicablemente, de pronto Goyo obtuvo múltiples comodidades: empezó a asistir a las clases de Psiquiatría que ofrecía el director del manicomio, entraba a la biblioteca sin problemas, recibía visitas familiares e incluso se iba al cine con algunas amigas.

Murió en los Angeles el 2 de agosto de 1999 y por supuesto, ya está lista la película:

La Película

 

El estrangulador de Tacuba fue un personaje que sacudió a la sociedad mexicana en plena Segunda Guerra Mundial por matar al menos a cuatro mujeres menores de edad, Goyo Cárdenas (1915-1999).

“El estrangulador de Tacuba”, es recreado por Gabino Rodríguez en la nueva película de José Buil: Los crímenes de Mar del Norte, coproducida por su compañera, Maryse Sistach y que se estrenó el pasado viernes 24 de noviembre de 2017. Sofía Espinosa actúa el papel de Graciela Arias Ávalos, novia preparatoriana del asesino serial.

 

Con información de https://es.wikipedia.org/wiki/Gregorio_C%C3%A1rdenas_Hern%C3%A1ndez, Revista proceso, el financiero

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*